Instituto Nacional de las Personas Mayores

Datos de la institución Fecha relevamiento:   03 / 2015   

Página web

http://inmayores.mides.gub.uy/

Fecha de creación:

2009

Nombre Completo:

Instituto Nacional de las Personas Mayores

Dependencia Institucional:

Uruguay -> Poder Ejecutivo -> Presidencia de la República Oriental del Uruguay -> Ministerio de Desarrollo social

Temas

Personas mayores

Tipo de institución

Institución principal rectora de políticas públicas

Ámbito de acción

Nacional

Alcance del abordaje

Abordaje específico de uno o varios derechos

Tamaño de la institución

Entre 15 y 50 empleados


Estructura e historicidad

organigrama InMayores - Uruguay


Estructura Institucional

El Instituto creció de forma exponencial los últimos años. En el 2012 cuando efectivamente entra en funcionamiento contaba con 6 empleados y en el 2014 llegan a 50. El personal se conforma por sociólogos, politólogos, asistentes sociales, enfermeras, administrativos, etc.


Responsables

Adriana Rovira. Inmayores

Adriana Rovira

Directora del Instituto Nacional de las Personas Mayores


Historicidad Institucional

La historia institucional de InMayores es compleja. Surge desde la órbita de la salud pública y promovido por un diputado del partido nacional. Con la creación del Ministerio de Desarrollo social en el 2005 se inicia un proceso paulatino de fortalecimiento y creación de institucionalidad específica que permitiera abordar y ampliar la agenda hacia una lógica de enfoque de derechos.

Ese proceso fue promovido por diversas personas, entre ellas se destaca la participación de la Senadora del Partido Frente Amplio Margarita Percovich quien lo tomo como tema propio dentro de su agenda parlamentaria. En el proceso de gestación el Instituto se concibe anclado en la órbita de la salud pública y hubo numerosas discusiones para permitir desanclar esa visión y trasladarlo al ámbito del Ministerio de Desarrollo Social que en ese entonces estaba encarando ya los aspectos de rectoría en las políticas sociales.

En el 2008 se crea un área de vejez y envejecimiento dentro del Mides, como espacio de preparación del rol que tomaría luego el Instituto. Desde los actores instituciones y políticos hubo mucha dificultad para aceptar esta mirada y en algunas ocasiones se excluía expresamente al área de participar en los encuentros o acciones de las temáticas. También existían divergencias al interior del MIDES acerca de donde situar el instituto dentro del propio Ministerio. Desde el área y con solo dos personas, se buscó imponer una nueva agenda orientada a las políticas públicas y desde el enfoque de derechos. A partir de estas acciones públicas se instala entre los actores sociales la necesidad de la creación del instituto y serán ellos quienes finalmente realizarán la presión política para que en el 2009 se aprueba la Ley de creación del Instituto del adulto mayor.

No será sin embargo hasta el 2011 que el Instituto entrará en funciones efectivas, aunque se mantiene dentro del área de Políticas Sociales lo que en la práctica le otorga un menor rango que los otros institutos.

Si bien el instituto comienza a funcionar en enero de 2012, es recién en marzo de 2015 que se consolida su autonomía institucional, su participación en el Gabinete de Direcciones Nacionales del Mides, logrando el mismo nivel de jerarquía que los demás instituto.

Fuente: elaboración propia a partir de entrevista a Adriana Rovira


Funciones y Agenda

Funciones

El Instituto Nacional de las Personas Mayores (INMAYORES) fue creado por la Ley 18.617 en la órbita del MIDES. Es el instituto rector en materia de vejez y envejecimiento y tiene por cometido la promoción integral de las personas adultas mayores. Sus funciones principales son la coordinación, diseño y evaluación de las políticas sociales dirigidas a dicha población.

Competencias

El Instituto Nacional de las Personas Mayores tendrá como competencias:

A) La promoción integral de los adultos mayores, entendiéndose por tales todas las personas que en el momento de alcanzar la edad de sesenta y cinco años, tengan residencia permanente y fehacientemente demostrable en el país, independientemente de su nacionalidad o ciudadanía, según lo establecido en el artículo 1º de la Ley Nº 17.796, de 9 de agosto de 2004.

B) La planificación, el diseño, la ejecución y la evaluación de las políticas nacionales relativas al adulto mayor, promoviendo programas y actividades que logren su desarrollo pleno e integración social y económica.

C) La coordinación y coejecución con los organismos estatales y privados de la aplicación efectiva de las políticas de salud integral, educación, capacitación, recreación, apoyo e integración social.

D) El asesoramiento a los organismos del Estado sobre los derechos de los adultos mayores establecidos en la Plataforma de Acción de la Convención de Población y Desarrollo de 1994, ratificada por nuestro país, cuyo ejercicio debe incorporarse en las acciones y programas dirigidos a esta población.

E) La realización de convenios con los organismos internacionales de cooperación técnica y financiera.

F) La elaboración de un Plan Nacional de Promoción que encare orgánicamente las necesidades del adulto mayor en todos los planos de la vida individual y colectiva para el cumplimiento de sus derechos como persona y sujeto social.

Líneas de acción

• Capacitación
• Prevención
• Programas específicos
• Monitoreo y control

Principales logros y resultados

El primer objetivo ha sido romper con la lógica impregnada en la sociedad – y en todos los actores – de la concepción de la problemática desde la salud pública. Pasar a abordar la temática a partir de un enfoque de derechos ha sido lo más complejo y el logro tal vez más importante. Por sobre este se posicionan los resultados que se van obteniendo a lo largo de los años.

El segundo aspecto de importancia logrado en estos años ha sido el Plan Nacional de Envejecimiento Y Vejez.


Temas de agenda y líneas de acción

Desde su creación se han ido fortaleciendo las líneas de acción, pasando de atender y brindar soluciones inmediatas ante situaciones graves a apuntar a una lógica propositiva y de incidencia. Las acciones que se realizan se ordenan en cinco puntos estratégicos:

- promover la participación social en la toma de decisión pública. Armar una agenda y una línea de democratización de la información.

- Situaciones de violencia y maltrato. Creación de un centro de atención ante situaciones de violencia doméstica

- Capacitación, promoción y sensibilización de derechos humanos para las personas mayores

- Administración y control de las instituciones de cuidado permanentes. (estas instituciones dependían de salud pública y pasó a depender de InMayores en el 2014)

- Demencia y alzhéimer. Investigación y capacitación sobre la temática.


Articulación institucional y cooperación técnica

INMAYORES viene participando en un ejercicio de trabajo a nivel internacional que ha producido avances promisorios, tanto en la visibilidad de nuevas perspectivas relacionadas al envejecimiento y la vejez, como en el intercambio de buenas prácticas con posibilidades de aplicabilidad para el contexto de Uruguay. Se ha participado en el Grupo de Trabajo de Composición Abierta de Naciones Unidas que tiene como objetivo la generación de un Tratado de derechos para las personas mayores en el ámbito universal. En este espacio se aprobó en setiembre de este año la incorporación del mecanismo de seguimiento de un Experto Independiente en los derechos de las personas mayores.

A nivel de la Región se viene trabajando fuertemente en un proceso de diseño y discusión sobre la necesidad de una Convención de Derechos Humanos para las Personas Mayores, INMAYORES ha dado continuidad a este proceso a partir del dialogo regional y el trabajo conjunto con la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, produciendo insumos que den la visión de Uruguay en la necesidad de un Tratado Interamericano para las personas mayores, así como las demandas y áreas que son prioritarias en el marco de derechos a contemplar para nuestro país.

También se viene trabajando junto a la Dirección Nacional de Derechos Humanos del Ministerio de Educación y Cultura en la coordinación y elaboración de insumos para el Consejo Permanente de Adultos Mayores en la Reunión de Altas Autoridades en Derechos Humanos del Mercosur.

INMAYORES tiene actualmente la vocalía para el Cono Sur de la coordinación regional para la Red iberoamericana interinstitucional de cooperación técnica (Riicotec) en los temas de vejez, y participa desde 2012 del Programa Iberoamericano de Adultos Mayores propuesto por SEGIB y OISS. Estos espacios de redes entre gobiernos se entienden como instancias que presentan oportunidades para seguir avanzando en la producción de contenidos referidos a la vejez y el envejecimiento sobre las áreas que presentan mayores carencias y vacíos de protección para el contexto de Uruguay, así como ampliar el conocimiento y la visión de una agenda con perspectiva de derechos, concretando espacios de trabajo complementarios de gobiernos que favorezcan un enfoque integral del envejecimiento. Entendemos que este proceso ha aportado en tres direcciones:

1. Integrar a nivel nacional los insumos que desde los diferentes ámbitos de trabajo se producen para el diseño de las políticas públicas para las personas mayores.

2. Participar en la discusión de la agenda de trabajo con el fin de colocar temas que sean detectados prioritarios por el Mides.

3. Intercambiar y participar de estrategias de cooperación intergubernamental sobre acumulados en los temas de políticas públicas y vejez.



Políticas públicas  
Ver Políticas públicas

Comunicación y participación

Comunicación con la ciudadanía y participación

Desde INMAYORES entendemos la participación como un proceso “en el que las distintas fuerzas sociales, en función de sus respectivos intereses intervienen directamente o por medio de sus representantes, en la marcha de la vida colectiva con el fin de mantener, reformar o transformar los sistemas vigentes de la organización social y política” (Velázquez, 1986 pp.22). Los modos en que entendemos y promovemos la participación están fuertemente ligados a nuestra concepción sobre las personas viejas, entendidas como sujetos políticos, protagonistas de la vida pública y con el derecho y responsabilidad en la construcción de una agenda pública. La participación entendida como un derecho, corresponde al Estado garantizar las condiciones para que este sea ejercido. Es así que desde 2009 desde el Área de las Personas Mayores de la Dirección Nacional de Políticas Sociales y a partir de 2012 desde INMAYORES, hemos propiciado la conformación de espacios de trabajos con la Sociedad Civil Organizada, con el objetivo de intercambiar sobre las prioridades y las demandas de los propios colectivos de mayores. Este intercambio dio lugar a la construcción de una Red Nacional de Organizaciones de Adultos Mayores (REDAM) que surge a partir de la inquietud planteada por la propia sociedad civil.

Además de la REDAM que permite incorporar desde la sociedad civil los reclamos y temáticas de forma permanente, InMayores cuenta con una oficina específica para la atención de los adultos mayores en situaciones de violencia familiar o de riesgo social.


Producción de información

Desde el 2014 se está construyendo el Observatorio, en el cual busca concentrar las tareas de investigación y compilación de información.

La estrategia ha sido establecer convenios con la Universidad de la República para realizar investigaciones y relevamientos de información. A nivel de datos se trabaja con las fuentes estadísticas Nacionales y se busca incidir y modificar algunos de los registros para poder obtener desagregados por edad específicos que permitan trabajar sobre el tema.